Tipos de Combustibles para Automóviles

El valor adquirido por el combustible en nuestros días ha alcanzado niveles superlativos, tanto es así que se ha convertido en un bien de primera necesidad. Sus manifestaciones en la vida cotidiana son innumerables, encontrando en el sector del transporte una de sus principales aplicaciones.

Es conveniente aclarar que una cantidad considerable del combustible destinado al sector del automóvil procede del petróleo, una mezcla de hidrocarburos de cuyo tratamiento se derivan un gran número de sustancias con alto poder energético, y muy rentables para la industria. Tanto el petróleo como sus derivados se encuadran dentro de la categoría de energías no renovables pues su extracción es limitada. Este hecho sumado al elevado porcentaje de productos contaminantes generados hace necesario buscar una solución energética alternativa.

En este sentido, las llamadas energías renovables constituyen el sustituto ideal a las fuentes de energía clásicas. Estos combustibles alternativos han conseguido abrirse paso en el sector del transporte hasta llegar a consolidarse en algunas de sus expresiones. Sin embargo, y como veremos a continuación, los automóviles actuales continúan utilizando en mayor medida combustibles derivados del petróleo siendo los más extendidos la gasolina y el gasóleo. De ello puede deducirse que las energías renovables no han logrado cubrir por completo las exigencias de los conductores actuales.

Desde Lleno por favor te ofrecemos esta completa guía acerca de los principales combustibles (tradicionales y alternativos) para automóviles empleados en la actualidad.